Doula, maestra, pedagoga y mamá.

Te acompaño en tu embarazo hasta los primeros años de crianza para que vivas tu maternidad desde la consciencia, el disfrute y la conexión con tu hijo o hija.

Si algo tengo claro es que tenemos que cuidar el inicio de la vida. Y ese inicio está en la barriga de mamá. Vivir el embarazo con información y empoderamiento es el punto de partida perfecto para empezar a caminar hacia una crianza gozosa y consciente. 

Como sociedad tenemos una cuenta pendiente con las madres y con la infancia. 

Conocer y cuidar las necesidades básicas de una mujer embaraza o en posparto es primordial para construir una sociedad basada en el amor y el respeto, poniendo siempre los cuidados en el centro.

La vida empieza en el vientre de mamá.

MI HISTORIA

UNA VIDA DEDICADA A LA INFANCIA

 

Desde niña ya tenía claro que quería ser maestra. Jugaba con las muñecas y les explicaba cuentos, les hacía dibujos en la pizarra y les cantaba todas las canciones que sabía. 

Cuando tuve que decidir mis estudios universitarios lo tuve claro: Magisterio de Educación Infantil. 

Los años de universidad me aportaron más disfrute personal que académico y cuando acabé la carrera tenía la sensación de no haber aprendido nada. Así que me matriculé en Pedagogía y durante tres años estudié a distancia y trabajaba como monitora de comedor, extraescolares de teatro y artes plásticas. 

Mi vida dio un vuelco cuando decidí estudiar un posgrado en Inteligencia Emocional. Pensaba que iba a aprender cosas para los demás, para atender mejor a las familias de la escuela… Pero nada de eso. Me ayudó a conocerme, a aprender y descubrir con consciencia mi propia historia. 

Ahí se sembró la semilla que hoy brota con fuerza: es fundamental conocerse a una misma. ¡Por eso mi pasión es acompañar a las madres a que puedan mirarse para criar con consciencia!

Seguí trabajando en diversas escuelas como tutora de diferentes grupos. Pero cuando más disfrutaba era cuando estaba en la primera etapa de infantil, con bebés. Me encanta acompañar a niños y niñas en sus primeros años de vida. 

Y ahí me di cuenta de lo importante: los primeros años de vida de una persona son la base de su manera de relacionarse con el mundo. 

Empecé a interesarme por todo lo que pasa en esa etapa y llegó a mí la oportunidad de formarme como educadora de masaje infantil con AEMI. ¡Se me abrió un mundo!

Por primera vez escuchaba hablar de la vida intrauterina y de la importancia de cuidar a la madre para que ésta pueda cuidar a su bebé desde la armonía. 

Eso lo cambió todo. ¡Es esto! ¡Esta es la pieza que me faltaba para entender tantas cosas que veía en las relaciones entre madres, padres y criaturas! 

Ese mismo año me formé como doula y hasta hoy no he parado de estudiar e indagar en todo lo que tiene que ver con la etapa perinatal de las personas. 

Con toda mi experiencia acompañando a niños y niñas y también a sus familias y gracias a toda mi formación, te tiendo la mano para que vuestro camino como familia esté lleno de consciencia, crecimiento y disfrute. 

Sueño con una sociedad que cuide la infancia ya desde la gestación, entendiendo las necesidades más básicas de las criaturas y cuidando la díada mamá-bebé. Solo de esta manera podemos construir un mundo más amable, donde los cuidados estén en el centro y las relaciones humanas se basen en el respeto y la escucha desde el corazón. 

Quiero que todo bebé que nace sea escuchado, atendido y entendido como merece y necesita.

NO ERES UNA MADRE PERFECTA, ERES UNA MADRE REAL. 

NO SOIS UNA FAMILIA PERFECTA, SOIS UNA FAMILIA REAL.